Beneficios del Silicio Coloidal

El papel del silicio va mucho más allá del buen aspecto del cabello o las uñas. Su presencia en tejidos vitales lo convierte en un mineral esencial.

El silicio se halla en las estructuras profundas del cuerpo, allí donde células específicas forman el hueso o el tejido conectivo. Un buen aporte puede ser importante para prevenir enfermedades músculo-esqueléticas como la osteoporosis, procesos inflamatorios o el envejecimiento prematuro.

Hace unas décadas se afirmaba que su presencia en el cuerpo era solo un vestigio de nuestro origen geoquímico (es el mineral más abundante en la corteza terrestre) o un contaminante que se colaba en el organismo. La ciencia ya no habla con tanto desprecio, pero de momento lo cataloga solo como un «oligoelemento posiblemente esencial».

El caso es que se halla en células y tejidos, si bien se desconoce su papel exacto en los procesos metabólicos. Y, aunque a la medicina convencional no le preocupe su déficit, si a un ratón se le priva totalmente de él sufre anormalidades músculo-esqueléticas terribles.

Silicio, un mineral clave para la salud

Un cuerpo sin silicio sería probablemente un amasijo, pues es un constituyente de los osteoblastos, las células que forman y reparan el cartílago y los huesos; del colágeno, que afecta al estado de la piel, sobre todo a su elasticidad; y del tejido conectivo, que protege y comunica órganos y estructuras corporales.

El silicio es un mineral esencial que juega un papel muy importante para el buen funcionamiento del organismo. A continuación te ofrecemos 7 claves para entender su funcionamiento e incorporarlo a tu dieta.

1. Los síntomas de la deficiencia de silicio

Una carencia leve de silicio produce uñas y pelo quebradizos, estrías en la piel, inflamación a nivel músculo-esquelético y envejecimiento prematuro. Los síntomas graves de esta carencia sólo se han observado en el laboratorio.

2. Dosis diaria recomendada

Se ha situado la dosis diaria recomendada de silicio entre los 15 y 35 mg, de los que se absorbe la mitad. En Europa, las mujeres obtienen una media de 25 mg y los hombres, de 32. Sin embargo, en poblaciones con una alimentación basada en vegetales la ingesta media es de 170 mg.

3. Puede reducir el riesgo de Alzheimer

Así lo sugiere un estudio de la Universidad Rovira i Virgili en Reus (Tarragona). El silicio reduce la absorción y retención de aluminio, concentrado en el cerebro de los enfermos. Podría ser preventivo o terapéutico, pero aún no está claro si la presencia de aluminio es causa o consecuencia del Alzheimer.

4. Previene la osteoporosis

Antes se creía que no producía efecto alguno; sin embargo, los últimos estudios confirman que las mujeres en edad fértil que toman más silicio poseen mayor densidad ósea y, por tanto, menor riesgo de osteoporosis. La suplementación puede ser eficaz cuando la enfermedad se ha diagnosticado.

5. El silicio en las alteraciones coronarias

La elasticidad y resistencia de los vasos sanguíneos –y de la piel y los ligamentos– depende de la elastina, de la que el silicio es un constituyente. En el cuerpo, uno de los lugares con más silicio es el «forro» interior de la aorta. Una deficiencia de silicio podría estar relacionada con alteraciones coronarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *